Piscinas Desbordantes

Piscinas Desbordantes ¿Son un lujo?

Lo que antes era considerado como un lujo, ahora ya empieza a ser habitual en residencias privadas.
Hasta no hace mucho solo encontrábamos piscinas desbordantes en resorts y spas y ahora, gracias a nuevas técnicas y su popularización en uso, las podemos tener ya más asequibles de uso exclusivo en nuestra propia casa.

Las Piscinas Desbordantes se caracterizan por tener el agua en el mismo nivel que la parte superior de la terraza. Por uno de los lados, un depósito acumulador añade agua a la piscina. El agua desborda por el lado más bajo, generalmente situado en el lado opuesto, y cae a un canal por donde se va hacia el sistema de filtrado.
La instalación de estas piscinas es algo más complicada que una piscina tradicional, ya que requiere unos cálculos hidráulicos precisos para determinar el tamaño del canal, las dimensiones del tanque de acumulación, el diámetro de las tuberías y las rejillas para el canal. En general su construcción suele ser más cara, pero el sistema de filtrado es más barato y eficiente que en las piscinas tradicionales.

El sistema de filtrado en las piscinas desbordantes se basa en un principio considerablemente diferente. Gracias al flujo de agua de la piscina hacia el canal, hay una corriente importante de agua en la superficie, que arrastra las hojas y demás impurezas e impide que se depositen en el fondo. El flujo constante de agua hace que la suciedad superficial se elimine de forma más rápida que en las piscinas con skimmer.
Este movimiento constante de agua conlleva que las piscinas desbordantes prácticamente no requieran limpieza de fondo, ya que la mayor parte de la suciedad es arrastrada hacia el canal y no llega a depositarse en el fondo. No disponen pues de skimmers ni boquillas de inyección, simplificando así el sistema de filtrado y consiguiendo una agua más limpia que con el sistema tradicional.

Las piscinas desbordantes consiguen un efecto espectacular desde el punto de vista arquitectónico, ya que juegan con muchas opciones creativas, desde espejos de agua que se funden con el paisaje hasta piscinas completamente integradas en el suelo de madera.

Las ventajas de una piscina con sistema desbordante

Como el desbordamiento es perimetral y uniforme, la suciedad de la superficie de la piscina desaparece a los pocos minutos de entrar en funcionamiento.
No existe ningún peligro de accidente por succión, porque la bomba nunca aspira de la piscina si no que lo hace del depósito de compensación.
Al retornar el agua a la piscina, lo hace a través de las boquillas de impulsión ubicadas en el fondo de la misma con lo que la distribución del tratamiento químico es mucho más eficaz.
Por la misma razón, en las piscinas climatizadas o con bomba de calor, la distribución del agua caliente entrante es más homogénea.
Por último, cuando uno se baña en una piscina desbordante, da la sensación de bañarse en un espacio abierto, porque nada dificulta el horizonte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *